Tras la obra artística que realizo hay un trasfondo profundo, basado en las grandes cuestiones de la vida, como que hacemos aquí o adonde vamos... Las obras están estrechamente ligadas a la espiritualidad, en un sentido amplio del término, y nos podrían recordar algo que nos ayude a vivir con más sentido y serenidad. Siempre he tratado de aportar el mejor mensaje posible a través de una obra de arte.

Desde el punto de vista técnico, uso una amplia variedad de técnicas, desde las más tradicionales, como la encaústica, el oleo, la acuarela, el grabado calcográfico... hasta otras más actuales, como distintas resinas, acrílico, fotograbado... De todos modos, mi tendencia actual está en la utilización de los materiales más naturales y ecológicos posibles y elaboradas, en la mayoría de los casos, por mi misma. En muchas de mis obras hay una tendencia al uso abundante de materia, a la que incorporo materias de carga, haciendo en muchas ocasiones uso de materiales naturales y del reciclaje. 

Las pinturas  inspiradas en el universo, englobadas en la serie que titulé "Hay algo más", nos pueden ayudar a  abrir nuestra conciencia.   Los mares,  nos pueden incitar a la relajación. Los volcanes en erupción y arenas que se entremezclan con luces doradas, muestran como lo terrenal se puede ir bañando de espiritualidad...